Con la vida a cuestas

Quadrivium, 2009

En Con la vida a cuestas el autor asume el reto de mostrar con descarnada sinceridad el desolado paisaje que se extiende más allá de la imagen de un sujeto que subyace al abrigo de las máscaras que, edad y rutina, le van imponiendo. Efectivamente, la diana a la que apuntan estos versos de Fran Picón, de manera concisa, es que las aspiraciones de perfección humanas –vale decir, de ser- no hacen sino encubrir la servidumbre más severa de un sujeto evanescente, desgastado en ese vano intento y, por eso, subyugado a una vida anodina precipitada en el atolladero dela rutina y la repetición. Patético sujeto, el postmoderno, que no es sino la reedición de viejas formas de eludir el vacio esencial del hombre. Este texto, entonces, encierra una pregunta sobre la existencia significante, más allá de las figuraciones de los discursos que aseguran la plenitud del ser. Entonces esta suerte de exilio interior del poeta apunta a una verdad paradójica: el hombre radica en la falta en ser, en lo que no ha llegado plenamente a ser, pero a la vez, y por eso mismo, de un proyecto de ser.

Con la vida a cuestas, con un estilo sencillo, deviene un libro conmovedor, que intenta ahondar en el valor real de la palabra y el goce de su disfrute, donde los acentos se ponen en el qué se dice más que en el cómo se dice y, sobre todo, de manera especial en el sentido de una existencia –la humana- marcada por lo imposible, lo definitivamente perdido, siempre próxima, por tanto, a un vasto y recóndito territorio donde se alojan nuestros deseos más inconfesables y nuestro goce más mortífero.

Pedro López Navarro (Editor y psicólogo)